Cardiopane

La enfermedad coronaria es una de las causas principales de muerte para hombres. Ciertas características, enfermedades o hábitos —que se conocen como factores de riesgo— pueden elevar el riesgo de sufrir la enfermedad coronaria. Cuantos más factores de riesgo se tengan, más probabilidades hay de sufrirla.

Muchos de los factores de riesgo se pueden controlar, con lo cual se previene o retrasa la aparición de la enfermedad coronaria.

Principales factores de riesgo

  • Las concentraciones poco saludables de colesterol en la sangre. Se incluyen las concentraciones altas de colesterol LDL (conocido también como "colesterol malo") y las concentraciones bajas de colesterol HDL (que también se llama "colesterol bueno").
  • La presión arterial alta. La presión arterial se considera alta si permanece en 140/90 mmHg o más con el paso del tiempo. Si se sufre de diabetes o de enfermedad renal crónica, la presión arterial alta se define como una presión de 130/80 mmHg o más ("mmHg" significa milímetros de mercurio y son las unidades en que se mide la presión arterial).
  • El hábito de fumar. El hábito de fumar puede lesionar y estrechar los vasos sanguíneos, conducir a concentraciones poco saludables de colesterol y subir la presión arterial. Además, puede limitar la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos del cuerpo.
  • La resistencia a la insulina. Esta situación se presenta si el organismo no puede usar su propia insulina adecuadamente. La insulina es una hormona que ayuda a transportar el azúcar de la sangre al interior de las células, en donde se usa como fuente de energía. La resistencia a la insulina puede causar diabetes.
  • La diabetes. En esta enfermedad las concentraciones de glucosa en la sangre son demasiado altas porque el organismo no produce suficiente insulina o no usa la insulina adecuadamente.
  • El sobrepeso y obesidad. Los términos "sobrepeso" y "obesidad" se refieren a un peso corporal superior al que se considera saludable para una estatura determinada.
  • El síndrome metabólico. Así se llama un grupo de factores de riesgo que elevan el riesgo de sufrir la enfermedad coronaria y otros problemas de salud, como la diabetes y los accidentes cerebrovasculares (derrames o ataques cerebrales).
  • La falta de actividad física. La falta de actividad física puede empeorar otros factores de riesgo de la enfermedad coronaria, como las concentraciones poco saludables de colesterol en la sangre, la presión arterial alta, la diabetes y el sobrepeso o la obesidad.
  • La alimentación poco saludable. Una alimentación poco saludable puede elevar el riesgo de la enfermedad coronaria. Las comidas ricas en grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sodio (sal) y azúcar pueden empeorar otros factores de riesgo de la enfermedad.
  • La edad avanzada. Los factores genéticos o de estilo de vida causan que la placa se acumule en las arterias a medida que una persona envejece. En los hombres, el riesgo de enfermedad coronaria aumenta a partir de los 45 años de edad. En las mujeres, el riesgo de enfermedad coronaria aumenta a partir de los 55 años de edad.
  • Los antecedentes familiares de enfermedad coronaria de aparición temprana son un factor de riesgo para esta enfermedad; específicamente si su padre o hermano es diagnosticado antes de los 55 años, o su madre o hermana es diagnosticada antes de los 65 años.

 

Aunque la edad y los antecedentes familiares de enfermedad coronaria precoz son factores de riesgo, eso no quiere decir que se vaya a tener enfermedad coronaria si tiene uno o ambos factores de riesgo. El control de otros factores de riesgo puede a menudo disminuir la influencia genética y prevenir la enfermedad coronaria, incluso en personas de edad avanzada.

 

Para determinar propensión a desarrollar enfermedades del corazón en Bimodi ofrecemos un estudio en el que se analiza 23 SNPs en genes que regulan la presión arterial, el balance de lípidos, inflamación y estrés oxidativo y permite determinar la susceptibilidad a desarrollar enfermedades como la hipercolesterolemia, infarto al miocardio, aterosclerosis, trombosis, disfunción endotelial, hipertensión, infarto  y enfermedad artero-coronaria. Se analizan SNPs en los genes: Factor V, MTHFR, Factor II, PAI, AGT, AGTR1, APOE, CDKN2A/2B, CDKN2B-AS1, CETP, CYBA*8, GNB3, GP3a, ITGA2, MIA3, MTHFDIL, NOS3, PSRC1, SELE, SMAD3.