Obesipanel

El sobrepeso y la obesidad son afecciones cada vez más frecuentes en México, siendo este ya un problema de salud en el país. Se producen debido al aumento del tamaño y de la cantidad de las células grasas en el organismo. Para detectar y diagnosticar el sobrepeso y la obesidad, los médicos miden el índice de masa corporal (IMC) y la circunferencia de la cintura. La obesidad es una afección grave que puede producir complicaciones; entre otras, síndrome metabólico, presión arterial alta, ateroesclerosis, enfermedad del corazón, diabetes, niveles elevados de colesterol en sangre, distintos tipos de cáncer y trastornos del sueño. El tratamiento depende de la causa y de la gravedad de la afección, y de si hay complicaciones. El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, por ejemplo, llevar una alimentación saludable para el corazón y aumentar el nivel de actividad física, y la administración de medicamentos para adelgazar aprobados por la Secretaría de Salud. Para algunas personas, una cirugía puede ser parte del tratamiento.

Existen muchos factores de riesgo para el desarrollo de sobrepeso y obesidad. Algunos, como los hábitos y entornos poco saludables, se pueden modificar, mientras que otros, como la edad, los antecedentes familiares y la genética, la raza, la etnia y el sexo, no se pueden cambiar. Los cambios saludables en el estilo de vida pueden reducir el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad.

Hábitos poco saludables como la falta de actividad física, los patrones de alimentación poco saludables como consumir más calorías de las que se utilizan, grasas saturadas o alimentos con alto contenido de azúcares; una cantidad insuficiente de sueño y los niveles altos de estrés pueden aumentar el riesgo de tener sobrepeso y obesidad.

En algunos estudios genéticos se ha determinado que el sobrepeso y la obesidad pueden ser hereditarios, es decir, que es posible que dichas afecciones se deban a los genes o el ADN. Otros estudios de investigación han permitido descubrir que ciertos elementos del ADN están asociados con la obesidad.

La predisposición a la obesidad es muy compleja, muchos genes están implicados, así como varias vías metabólicas. El Obesipanel está diseñado para analizar 21 SNP´s diferentes cuya participación se ha descrito en la regulación central del balance energético, control de la ingesta, metabolismos de lípidos, regulación termogénica, resistencia a la insulina y su riesgo asociado a alteraciones cardiovasculares.

Referencias

Mullins, V. A., Bresette, W., Johnstone, L., Hallmark, B., & Chilton, F. H. (2020). Genomics in personalized nutrition: Can you “Eat for your genes”?. Nutrients12(10), 3118.

Ramírez-Bello, J., Vargas-Alarcón, G., Tovilla-Zárate, C., & Fragoso, J. M. (2013). Polimorfismos de un solo nucleótido (SNP): implicaciones funcionales de los SNP reguladores (rSNP) y de los SNP-ARN estructurales (srSNP) en enfermedades complejas. Gaceta medica de Mexico149(2), 220-228.